jueves, 11 de octubre de 2012

Fideua



0 comentarios

Fideua
Este es uno de los platos preferidos de mi gente. La receta la pongo con el sofrito clásico, pero yo también la suelo hacer con las salsas de pescado al horno o guisado que me haya sobrado. Las tengo guardadas en el congelador y las uso para la fideua. Sale exquisita y con mucho más sabor, sobre todo si es con salsa americana.

Ingredientes: 
400 grs. de fideos específicos para la fideuá o bien fideos gordos.
1 calamar grande o 1 sepia
½ kg de mejillones
250 grs de langostinos
1 cebolla
2 tomates
2 dientes de ajo
100 ml de vino blanco
800 ml. de caldo de pescado (el de haber cocido los mejillones y también las cabezas y cáscaras de los langostinos).
Aceite, sal, pimienta, laurel, azafrán o colorante alimentario

Elaboración:
Limpiar los mejillones y cocerlos con el vino blanco y una hoja de laurel (no echarle sal). Quitar la carne de las valvas de casi todos, dejando 6 ó 7 con ella para adornar.
Pelar los langostinos y con las cabezas y las cáscaras de los cuerpos hacer un caldo con ¾ litro de agua. Cocer 10 minutos. Reservar los cuerpos.
Limpiar los calamares y cortarlos en rodajas. 

En una paellera echar aceite y saltear los langostinos 2 minutos. Retirar y reservar. En el mismo aceite echar los calamares y rehogar unos minutos, añadir el ajo y la cebolla cortada en brunoise (en cuadraditos pequeños), y unos minutos después el tomate también cortado en brunoise. Salar. Hacer el sofrito. Una vez hecho, añadir los fideos y rehogarlos. Echar el azafrán o el colorante alimentario, rehogar e incorporarle el caldo de los mejillones y el de los langostinos (tiene que ser el doble del peso de los fideos), si hiciera falta más, añadir agua.  Salpimentar.

Dejar cocer los minutos que indiquen en el paquete de la pasta (8 ó 9 minutos, depende de la marca). Cuando queden 3 minutos para terminar añadir los mejillones y los langostinos (reservar unos pocos para adornar por encima). Incorporarlos al guiso, y poner por encima los mejillones con valvas y los langostinos reservados. Terminar de cocer, si vemos que le falta caldo añadir más agua hasta que los fideos queden al dente y con algo de caldo. 

Fideua reposando
Dejar reposar 2 minutos tapado, antes de servir.


Descárgate la receta en PDF

Espero que te guste. ¡¡Buen provecho!! ¡Gracias por visitarme! Celia

martes, 25 de septiembre de 2012

Gazpachuelo Malagueño



0 comentarios
Gazpachuelo Malagueño
Estoy buscando información sobre el origen del gazpachuelo y en algunos sitios dicen que era comida de duelos. La verdad es que no lo sabía. En los pocos duelos que he asistido en casas particulares lo que se ofrecía era un caldo del puchero con un poco de hierbabuena.  Sólo se que en mi niñez  era una comida muy normalita, pero eso si, se hacía solo con patatas o arroz o si no había muchos recursos económicos, con pan del día anterior. O sea, la mayonesa diluida en el caldo y se mojaba rebanadas de pan, o bien, se cocía patatas o arroz (o las dos cosas a la vez) y se le añadía la mayonesa.


Esta versión que doy, es la que yo siempre he hecho una vez casada, sobre todo porque a mi marido le encanta el pescado.


Ingredientes:
½ litro de caldo de pescado
1 kg de patatas
½ kg de pescado blanco (rosada, rape, merluza, etc.)
¼ kg de gambas o langostinos pelados.
¼ litro de mayonesa.
Sal.

Elaboración:
Si no tienes caldo de pescado, hacer éste con las espinas y cabezas de pescado blanco, media cebolla, 1 diente de ajo y una ramita de perejil. Hervir en 1 litro de agua y cocer durante 20 minutos. Colar y reservar. Yo suelo hacer los caldos de pescado sin añadirles sal, ya que los congelo en tarros y los tengo listos para usar. Para esta receta no uso el caldo de haber hervido las cabezas y cáscaras de las gambas, pues le darían un color rosado al gazpachuelo, y éste es blanco. Si compras gambas o langostinos enteros, puedes utilizar las carcasas para hacer caldo (aquí no se tira nada), y lo congelas para otras aplicaciones,

Hervir medio litro del caldo reservado de pescado y añadir las patatas cortadas en trozos regulares. Si no se ha añadido sal al caldo, añadirlo ahora. Cuando estén casi tiernas (que le queden unos 5 minutos), añadir el pescado blanco en trocitos casi del mismo tamaño que las patatas. Finaliza incorporando las gambas o langostinos pelados a las que habremos puesto sal. Dar un hervor y retirar del fuego. Las gambas se cocerán con el calor residual que queda en el caldo. Dejar templar.

La mayonesa que utilizo para esta receta es la casera, pero hecha con limón. A mi particularmente me gusta así, y no con vinagre. Para ver como la hago yo pulsa aqui Si no te atreves a hacer una mayonesa, o bien es verano, utiliza las industriales, para evitar de este modo la salmonelosis.

Desleír la mayonesa con un poco de caldo templado, como medio vaso (no puede estar caliente pues se cortaría). Batir bien todo el conjunto con una cuchara y si ves que quedan grumos batirlo unos segundos con la batidora. Calentar la sopa que estaba templada y añadirle entonces la mayonesa desleída en el caldo. Esta sopa no puede hervir ya que como he comentado anteriormente se cortaría, y aunque de sabor está buena, no así su presencia.




Descárgate la receta en PDF


Maridaje:
Uno de los vinos que puede acompañar a este plato podría ser un Fino. Hace poco estuvimos visitando con la Asociación Malagueña de Enología y Cata, de la que soy su secretaria,  las Bodegas Pérez Barquero en Montilla (Córdoba), y entre los vinos que nos dieron para degustar, había un Fino que es el que aconsejo como maridaje al gazpachuelo.

Vino Fino Gran Barquero, D.O. Montilla-Moriles. 15% Vol. natural (Sin encabezamiento). 100% Pedro Ximénez.

Crianza Biológica. Sistema de criaderas y soleras durante un periodo de 8-10  años en botas de roble americano.
Aspecto límpido. Brillante. Color amarillo pálido.

Aroma punzante. Intenso. Armónico. Rico en aldehídos. Madera y frutos secos.
Sabor ligero. Seco. Levemente amargoso. Fruta seca (almendra) y sabores tostados. Intenso retrogusto y retronasalidad.

Espero que te guste. ¡¡Buen provecho!! ¡Gracias por visitarme!


Celia

martes, 4 de septiembre de 2012

Albóndigas con Jibias



0 comentarios
Albóndigas con Jibias
Esta receta la hizo Karlos Arguiñano hace unos años en su programa de TV. Lo que me llamó la atencion de ella es la combinación de productos del mar y de carne, cosa que a mi familia nos gusta mucho por el contraste de sabores. Yo he hecho esta receta como hago normalmente las albóndigas, por lo que cada uno puede hacerla como acostumbre o bien probar ésta; eso va al gusto de cada uno, lo importante es que lleve carne y pescado, incluso la jibia se puede sustituir por calamares en rodajas o chipirones medianitos enteros.

Aqui va como yo la hago
Ingredientes:
Para las albóndigas:
500 grs de carne de ternera picada
500 grs de carne de cerdo picada

1 cebolla
2 dientes de ajo
Perejil
2 huevos
50 ml de leche
Pan duro o pan rallado
Sal, pimienta, nuez moscada y canela
Para emborrizar:
Harina
Aceite para freir
Para la salsa:
1 cebolla grande
1 diente de ajo
2 tomates maduros
1 pimiento
200 ml. de vino blanco
Caldo de pescado o de carne (al gusto)
Aceite
Sal y pimienta

Y además:
750 grs. de jibia
Un puñadito de piñones

Elaboración:
Albóndigas:

En la batidora batir los siguientes ingredientes de las albóndigas: ajos, perejil, cebolla, los huevos, la leche, sal, pimienta, nuez moscada y canela.
Verter esta mezcla sobre la carne picada de ternera y cerdo que previamente las habremos unido en una sola. Mezclar todo bien e ir añadiendo pan rallado hasta que quede una masa homogénea y no muy dura. La cantidad del pan rallado dependerá del tamaño de los huevos. En vez de pan rallado se le puede añadir pan duro remojado en leche y escurrido. Si se tiene tiempo, dejar esta mezcla durante 1 hora en reposo en un lugar fresco.
Formar las albóndigas y pasarlas por harina. Freir en aceite para sellarlas. Sacarlas sobre un papel de cocina para quitar el exceso de aceite. Para aligerar este plato, en vez de freírlas podemos poner las albóndigas emborrizadas en harina en una bandeja de horno e introducirla en el horno con el grill encendido y dorarlas dándoles la vuelta para que se hagan por igual.

Salsa:
En una cacerola poner el aceite y rehogar la cebolla, el ajo, el pimiento y los tomates. Salpimentar. Incorporar el vino y el caldo elegido (si no se tiene caldo se puede utilizar agua y una pastilla de caldo). Cocer a fuengo lento unos 15 minutos y pasado este tiempo batir la salsa.
Poner las albóndigas en la misma cacerola y verter sobre ellas la salsa triturada (también se puede dejar sis batir, eso al gusto de cada cual).
Mientras que estamos haciendo la salsa, salteamos la jibia cortada en dados y los piñones en una sartén con un poco de aceite. Esparcir este salteado sobre las albóndigas y dejar cocer 15 minutos más.

Si nos hemos decantado por dorar las albóndigas en el horno, ésta última cocción se hace en el horno precalentado a 180º durante 15 minutos.

Os animo a hacerlas, seguro que triunfáis.





Maridaje:
A este plato le puede ir bien un vino Rosado fermentado en barrica o bien un Tinto Joven de la variedad de uva Tempranillo o Syrah.


Me gustaría saber tu opinión, deja tu comentario. ¡Gracias por visitarme!

TEXTO

jueves, 23 de agosto de 2012

Almejas al Ajillo con Salsa



0 comentarios
Almejas al Ajillo con Salsa

Otra receta para el verano, o para cuando apetezca, muy fácil de hacer y dedicada a los principiantes en la cocina.

Ingredientes
1 kg de almejas
3 dientes de ajo
200 cc de vino blanco
Perejil picado
Aceite, sal
2 cucharadas de pan rallado

Elaboración:
En una cacerola se calienta el aceite y se fríen los dientes del ajo en rodajitas. Dorar un poquito e incorporar las almejas escurridas, que previamente las hemos puesto en agua con sal para que suelten la arena, mezclarlo todo bien. Añadir el pan rallado y mezclar. Mojar con el vino y tapar enseguida pues salpica mucho. Quitar la tapa y añadir el perejil picado y mezclarlo todo. Dejar cocer con la cacerola tapada hasta que se abran las almejas. Si vemos que la salsa queda muy espesa se echa un poco más de agua o vino.


NOTA:
Las almejas no hay que escurrirlas en un escurridor directamente, sino que hay que cogerlas con las manos y entonces ponerla en el escurridor,. Esto se hace así por si las almejas tienen arena que ésta se quede en el bol con el agua, o bien echarlas directamente a la cazuela, sin el agua.



Espero que te guste. ¡¡Buen provecho!! ¡Gracias por visitarme! Celia

martes, 24 de julio de 2012

TESIS: Vinos de Málaga, un campo abierto



0 comentarios

Hoy no os traigo una receta, sino que vamos a dedicarlo a los Vinos de Málaga, y para ello os dejo un enlace a Spenologia, Cata de Vinos a Domicilio. Esta web también es mia pero la comparto junto con mi socio Santiago Pérez. Resulta que me llamaron el mes pasado desde una productora de TV para hacerme una entrevista sobre mi relación con el mundo del vino, como comencé, mis conocimientos, etc. Les conté toda mi trayectoria como aficcionada, también como Secretaria de la Asociación Malagueña de Enología y Cata, y de la empresa que habia creado junto con Santiago para dar Catas de Vinos a Domicilio. A los pocos días me volvieron a llamar y me propusieron hacer un reportaje de una Cata de Vinos a Domicilio para incluirlo en su programa cultural TESIS que se emite en Canal Sur 2 los sábados a las 22:00 horas.

Grabamos el dia 28 de junio una Cata de Vinos a Domicilio con amigos nuestros y en casa de uno de ellos. Yo aunque estaba allí apenas he salido, pero eso es lo que pasa con el trabajo en equipo, unos dan la cara y otros hacen el trabajo previo.

Podéis ver el programa y algunas fotos de la Cata  en mi web de Cata de Vinos a Domicilio, pulsando en el siguiente enlace:


Y ni que decir, que si alguien quiere sorprender a sus amigos con una cata de vinos en su propio domicilio, que no dude en ponerse en contacto conmigo enviándome un mensaje a través de un comentario en esta misma entrada.

Un saludo!!

Celia

miércoles, 18 de julio de 2012

Taboulé



0 comentarios
Taboulé
Después de tantos meses que ha estado inactivo el blog, que eso no quiere decir que yo también lo haya estado,  hoy por fin os traigo una recetita muy fresquita y rica para el verano. Se trata de una ensalada de origen libanés a base de sémola de trigo, verduras y algún que otro ingrediente más al gusto; aunque hay dos que le dan el toque especial: el zumo de limón y la hierbabuena. Yo para el Tabulé utilizo el Cous-Cous precocinado, que se puede encontrar en cualquier establecimiento, supermercado o grandes superficies (no hace falta ir a un herbolario como he visto en alguna receta). 

Vamos con el Tabulé, pero a mi estilo, como gusta en mi casa:


Ingredientes:
250 grs. de cous-cous precocido
250 ml de agua
3 tomates 
2 cebollas
1 zanahoria grande o 2 pequeñas.
2 latitas de atún (al natural o en aceite)
100 grs. de gambas peladas o 5 palitos de surimi
2 limones
15 ó 20 aceitunas negras
50 grs. pasas
2 ó 3 ramas de hierbabuena o menta
Estragón
Aceite, sal

Elaboración
Como el cous-cous ya viene precocinado, la forma más fácil de hidratarlo es poniéndolo en un recipiente con tapadera y mojarlo con el agua caliente y sal. Remover y tapar. Dejar reposar unos 15 minutos. Pasado este tiempo, desmenuzar con las manos la sémola y dejarlo suelto. También podéis hacerlo siguiendo las instrucciones de la caja, yo lo hacia así, pero esta que he explicado es más fácil y da menos trabajo.

Cortar en dados los tomates, las cebollas y las zanahorias (esta le da un puntito crujiente). Cortar en rodajas  las aceitunas y las hojas de hierbabuena muy picaditas y el estragón. Mezclar con el cous-cous cocido y las pasas, el atún y las gambas o palitos de surimi. Aliñar con el aceite  y el zumo de los limones. Si quedara muy seco añadir más aceite para que salga jugoso.

Es conveniente hacerlo de un día para otro como mínimo, para que se mezclen bien los sabores, además así está más bueno. Guardar en el frigorífico para consumirlo fresquito.

Estas son las verduras que yo utilizo, pero también se le suele añadir pepino y pimiento. Y si no se dispone de estragón, pues no se pone, pero la hierbabuena es fundamental, porque es la que le da el sabor característico, junto con el limón.


Maridaje:
Esta ensalada entra muy bien con un vino blanco elaborado con uvas verdejo. Para ello he escogido un vino acorde con la época de crisis que estamos pasando. Lo venden en Mercadona y su precio es muy asequible: 1,65 euros. Me refiero al Apoteosis (sugerente nombre). 

Apoteosis 2011. D.O. Rueda. Bodegas Agrícola Castellana, S.C.L. Valladolid. 100% Verdejo.

Nota de Cata:

Vino ligero y delicado, elaborado íntegramente con uvas seleccionadas de la variedad verdejo, vendimiada en su punto óptimo de maduración procedente de viñedos de la Denominación de Origen Rueda en Valladolid. De color amarillo pajizo con reflejos verdosos, limpio y brillante. Aromas de manzana verde y plátano y delicadamente perfumado con hinojo (aroma típico de la variedad). Aromático, fresco y envolvente, con toques vegetales. Complejidad en boca lograda gracias al removido de lías durante su elaboración.


Espero que te guste. ¡¡Buen provecho!! ¡Gracias por visitarme! Celia

jueves, 14 de junio de 2012

Pastel de Patatas y Champiñones



0 comentarios
Pastel de Patatas y Champiñones

Esta receta que os traigo hoy está especialmente indicada para regímenes de adelgazamiento. Se usa poco aceite, los champiñones tienen pocas calorías y el pastel va cubierto con clara de huevo mezclada con algo de mayonesa. Lo suyo sería cubrirlo todo con mayonesa y gratinar, pero para aligerar el plato y restarle calorías, se me ocurrió montar 1 clara de huevo con solo 2 cucharadas de mayonesa, con esto, aparte de ser válida para dietas, conseguí más ligereza en el plato, pues esta mezcla de mayonesa+clara de huevo queda más esponjosa y suave.

Ingredientes:
½ Kg de patatas
400 grs. de champiñones (también pueden ser setas)
2 dientes de ajo
2 cucharadas soperas de mayonesa
1 huevo
100 ml de vino blanco
1 guindilla
Aceite, sal, nuez moscada, pimienta molida.


Elaboración:
En una sartén con aceite pocha el ajo picado muy menudo, añadir los champiñones en láminas, la guindilla entera y el vino. Salpimentar. Cocer a fuego lento durante unos 10 minutos. Escurrir y reservar el caldo que haya podido quedar. Quitar la guindilla.

Cocer las patatas y hacer un puré espeso, aliñándolo con un poco de aceite, una pizca de nuez moscada  y el caldo que haya soltado los champiñones (o las setas) y la yema de huevo. (la yema es opcional, yo la pongo para aprovecharla).

Montar la clara a punto de nieve y añadirla a las dos cucharadas de mayonesa. Mezclar bien con movimientos envolventes para que no baje.

En una fuente que pueda ir al horno, poner en el fondo la farsa de champiñones, cubrir con el puré de patatas extendiéndolo y encima de éste colocar la mezcla de mayonesa y clara montada.

Gratinar en el horno durante unos minutos hasta que se dore la superficie.








Si se quiere y no tienes tiempo, se puede utilizar un paquete de puré de patatas de 250 grs. Hacerlo con agua caliente, sal, jugo de los champiñones, la nuez moscada y la yema de huevo


Maridaje:
Este pastel lo vamos a maridar con un Vino Tinto de Maceración Carbónica, como es el Luberri Joven, de las Bodegas Luberri-Monje Amestoy, D.O. Rioja. Variedades de uvas Tempranillo (95%) y Viura (5%).


Su elaboración sigue el método tradicional de maceración carbónica, que supone la transformación de la uva en vino sin estrujado previo. Los racimos se introducen enteros en depósitos de acero inoxidable con el mayor cuidado para no romper el fruto. La maceración tiene lugar durante 8 a 10 días, fermentando a temperatura controlada de 28ºC.

Nota de Cata:
Es un vino de color rojo picota y aspecto brillante, con ribetes amoratados. Muy cubierto. En nariz se expresa con aromas de frutas del bosque (mora, frambuesa) y tonos florales, con un toque de regaliz. Muy aromático. En boca es amplio y potente, carnoso; paso bien equilibrado, con sensación frutal. Agradable final, con un suave amargor que alarga el trago. Los recuerdos a frutas rojas en retronasal le dan un tono refrescante y vivo que invita a beber.



Me gustaría saber tu opinión, deja tu comentario. ¡Gracias por visitarme! Celia