lunes, 2 de mayo de 2011

Coulant de Chocolate



Coulant

Los amantes del chocolate, seguro que agradecen terminar una buena comida con este exquisito postre. Con esta receta no hay excusa para tener alguno en el frigorífico o en el congelador, como ya os indico en ella. Es muy fácil de hacer, no hay que utilizar ningún aparato especial (batidora, thermomix...) sino simplemente una cuchara, o  un tenedor o bien un batidor manual. 

He hecho muchas recetas de coulant, el auténtico que me tradujo mi hijo del francés, otro que había que introducir una porción de chocolate, que previamente había confeccionado, y después congelarlo, etc., etc. Mucho trabajo y no me daba el resultado que yo quería. Pero un día en un programa de la tele dijeron de pasada esta receta, y como era muy fácil ese mismo día la hice, bueno para ser más exacto fue mi marido quien iba haciendo todos los pasos que yo le indicaba ya que yo estaba ocupada con otra elaboración en la cocina. Digo esto para que veáis lo fácil que es. Un poco más entretenido es preparar los moldes para evitar que se nos rompa, ya que hay que desmoldarlo en caliente.

Las fotos de este coulant corresponden al último que me quedaba del cumpleaños de mi marido, que fue el 29 de abril, y menos mal que fui rápida pues a los otros no me dejaron hacerles la foto de rigor, y eso me ha pasado con todos los que he hecho anteriormente.

Venga, esta es la receta.

Ingredientes:
6 huevos
200 grs de chocolate negro
200 grs de mantequilla
100 grs de azúcar
90 grs de harina
1 pizca de sal

Elaboración:
Trocear el chocolate y derretirlo junto con la mantequilla, bien en el microondas o al baño maría.  Añadir el azúcar y mezclar todo bien con una cuchara de madera o un batidor de mano. Incorporar los huevos enteros de uno en uno, de manera que hasta que no se haya mezclado el primero no añadir el segundo, y así con todos.

Tamizar la harina con la sal y añadirla a la mezcla de chocolate, incorporándola con movimientos envolventes.

Preparar los moldes:
Engrasar con mantequilla o con aceite moldes de flan individuales y poner dos tiras cruzadas de papel vegetal por el interior de manera que sobresalgan para poder tirar de ellas y evitar que se rompa el coulant al desmoldarlo. Yo no les doy la vuelta, sino que me gusta más servirlo con la parte de superior a la vista (ver fotos). Rellenar los moldes con la mezcla hasta casi el borde, ya que este pastelito no sube mucho y por lo tanto no se saldrá. También se puede usar los moldes de silicona de las magdalenas y en este caso no hay que engrasar, pues se desmoldan fácilmente.

Coulant antes de hornear, en molde de flanera y de magdalena

Precalentar el horno a 180º durante 15 minutos, y meter los coulant para su cocción. El tiempo puede variar en función del horno y del tamaño de los moldes. Yo los he tenido 12-13 minutos. Si usas moldes de magdalenas que son más pequeños con 9 minutos son suficientes. De todas maneras, lo mejor es hacer previamente una prueba.

Coulant ya horneado
Desmoldar rápidamente, pues se sirven calientes, ya que el interior tiene que quedar casi líquido.

Se pueden hacer con días de antelación (sin hornear) y guardarlos en el frigorífico durante varios días, o bien congelarlos para tenerlos siempre listos. Hornear sin descongelar, pero en este caso hay que tenerlos unos 3 ó 4 minutos más.  Con esta cantidad salen unos 10 coulant.








Desacárgate la receta en PDF
Espero que te guste. ¡¡Buen provecho!! ¡Gracias por visitarme! Celia